En España, tras la reforma del Código Penal en el año 2015, una persona jurídica será responsable penal de los delitos cometidos por personas físicas que formen parte de su empresa: socios, directivos, trabajadores o colaboradores externos. De ser condenada, la empresa como persona jurídica tendrá que hacer frente a sanciones económicas, clausura del local, suspensión de la actividad empresarial y hasta a la disolución de la empresa. Este riesgo afecta tanto a empresas como a Pymes.

No obstante, si la empresa tiene implementado un programa de Compliance, podrá demostrar diligencia debida para al máximo su responsabilidad penal, e incluso podría quedar exenta de los cargos. Tener un plan de Compliance no es obligatorio para las empresas, pero no tenerlo supone un riesgo importante e innecesario para su patrimonio y futuro empresarial.

 

Descubre si tu empresa está expuesta a riesgos penales con nuestro diagnóstico Compliance

En este enlace puedes hacer nuestro nuevo test online de diagnóstico Compliance. Completar este test es totalmente confidencial y gratuito, y no te llevará más de 5 minutos. En él responderás a una serie de preguntas sobre la actividad de tu empresa y obtendrás un mapa estadístico de los riesgos penales a los que está expuesta. En Edorteam te ofrecemos la solución más ajustada a tus necesidades, ya seas gran empresa o Pyme, para que tengas el cumplimiento normativo de tu empresa bajo control por la mínima inversión.

Haz click y comienza tu diagnóstico Compliance

 

Un plan de Compliance tiene el fin de prevenir casos de corrupción y malas prácticas en la actividad empresarial, así como favorecer la transparencia. Los delitos por los que tu empresa puede verse involucrada incluyen temas que afectan a todo tipo de empresas como:

  • Protección de datos personales
  • Prevención de blanqueo de capitales (PBC)
  • Leyes financieras y del mercado de valores
  • Leyes medioambientales
  • Reglas de seguridad y normativa de sanidad
  • Evasión de impuestos y corrupción política
  • Derecho a la competencia

 

Compliance y código ético, algo más que un escudo legal

El Compliance establece un código ético y guía buenas prácticas que beneficiarán al funcionamiento interno de la empresa y a sus trabajadores. Eso aumentará su confianza y bienestar y mejorará su productividad, con lo cual los clientes estarán más satisfechos.

En último lugar, pero no menos importante, cuando una empresa es transparente y cumple con sus obligaciones legales, dispone de argumentos para mejorar su imagen pública y destacar por encima de la competencia. Si el equipo profesional dispone de una buena formación y de los recursos necesarios para realizar su actividad profesional, se incrementa su satisfacción y suelen convertirse en los mejores embajadores de la compañía.